El Futuro Digital

Muchos llegamos a nuestros actuales empleos “casi” por casualidad, hace más de 20 años la figura del consultor digital no existía. 

De hecho, hoy sigue siendo una derivación de otras carreras y capacidades técnicas/teóricas, sumándole conocimiento de leyes de copyright, de entorno de redes, de redes sociales y así, un sinfín de disciplinas de muy diferente nivel.

Futuro Digital

En nuestro futuro digital identificamos seis necesidades básicas que requieren nuestra atención:

  1. No dejar a nadie atrás: garantizar un acceso a Internet de alta calidad para todos.
  2. Brindar poder de elección y empoderar a los usuarios a través de identidades digitales: garantizar que todos puedan participar en la sociedad digital a través de la identidad y los mecanismos de acceso que capacitan al usuario.
  3. Hacer que los negocios funcionen para las personas: ayudar a las empresas a navegar en la trasformación digital y evolucionar hacia modelos y prácticas empresariales responsables.
  4. Mantener a todos seguros y protegidos: establecer normas y prácticas que permitan un ecosistema digital que sea seguro y resistente.
  5. Crear nuevas reglas para un nuevo juego: desarrollar nuevos mecanismos de gobernanza participativos, flexibles y basados en resultados para complementar las políticas y regulaciones tradicionales.
  6. Romper la barrera de los datos: desarrollar innovaciones que nos permitan beneficiarnos de los datos mientras protegemos los intereses y la privacidad de todas las partes interesadas.

La tecnología puede transformar cómo nos mantenemos sanos y saludables, cómo y a donde viajamos, cómo y que producimos y cómo enfrentamos los desafíos ambientales y de desarrollo.

Por ello la formación de futuros profesionales, pasa por una enseñanza multidisciplinar que abarque mucha más materia lectiva de lo que en estos momentos en nuestras universidades se está ofreciendo.

Conclusión

La tecnología puede transformar cómo nos mantenemos sanos y saludables, cómo y a donde viajamos, cómo y que producimos y cómo enfrentamos los desafíos ambientales y de desarrollo.

Por ello la formación de futuros profesionales, pasa por una enseñanza multidisciplinar que abarque mucha más materia lectiva de lo que en estos momentos en nuestras universidades se está ofreciendo.

Ir arriba